OTL UBB premió el aporte de investigadores vinculados al trabajo de la propiedad intelectual e industrial

Fecha de publicación: Lunes 29, mayo, 2017
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone
image_pdfimage_print

  

  

En el marco del seminario “La importancia de la Propiedad Intelectual y su transferencia”, realizado el jueves 25 de mayo en Chillán y Concepción, con la presencia de autoridades de INAPI y DIBAM, se efectuó un reconocimiento al trabajo de protección intelectual llevado a cabo por investigadores de la Universidad del Bío-Bío. Iniciativa impulsada por la Oficina de Transferencia y Licenciamiento, OTL-UBB.

La actividad –realizada en Chillán en la mañana y en Concepción en la tarde- permitió conversar y dialogar acerca de la importancia que tiene para el trabajo de investigación científica proteger los derechos de creación.

El jefe del Departamento de Desarrollo y Transferencia Tecnológica de la sede Chillán, Domingo Sáez Beltrán, destacó que en este aspecto, el propósito de la UBB es generar junto con académicos e investigadores, un mayor diálogo y trabajo colaborativo entre la ciencia, la tecnología y las humanidades, las políticas públicas, el sector productivo, las instituciones de educación superior y los centros de investigación.

Tanto Claudio Ossa, Jefe Departamento de Derechos Intelectuales de la DIBAM, como Álvaro González, gerente de Innovación y Estudios de INAPI, ayudaron a matizar y a enriquecer este encuentro con sus respectivas intervenciones.

Por su parte Andrea Bustos, encargada de la Oficina de Transferencia y Licenciamiento OTL-UBB, dio a conocer el trabajo realizado a la fecha desde esta unidad la cual ha venido en ascenso desde el año 2014, ya sea en registros de derechos de autor y de solicitudes de patentes, los que han dado la base para el incremento de transferencias al medio. Y Solange Sepúlveda, ejecutiva de la Incubadora CREando UBB quien se refirió al trabajo de emprendimiento de base tecnológica de esta unidad, destacando los Concursos Fondef VIU, donde la UBB ha liderado el número de adjudicación e involucrados en esta iniciativa de Conicyt.

En la oportunidad se premió el trabajo realizado por los investigadores e investigadoras de la Universidad del Bío-Bío, donde se reconoció a, Julio Alarcón, Jorge Moreno, Gipsy Tabilo, Fancy Castro, Mauricio Alfaro y Virna Ortiz, (sede Chillán), Pedro Cisterna, Aldo Ballerini, Mario Núñez, Cristhian Aguilera, Galo Cárdenas, Reinaldo Sánchez, José Navarrete, Paula Herrera, Renato Vera, Francisco Ramis, Francisco Núñez y Patricia Huerta, (sede Concepción).

La Dra. Fancy Castro Rubilar, académica del Departamento de Ciencias de la Educación, resalta dos aspectos  al momento de proteger una creación, por un lado está la intención de resguardar la creación intelectual para que otros no se apropien del producto, y por otro lado, indica ella, esto tiene que ver con institucionalizar la creación.

A su vez, la académica del Departamento de Gestión Empresarial, Virna Ortiz Araya, gestionó el registro de un manual orientado a implementar metodologías activas para la enseñanza en ciencias de la ingeniería. “Estaba al tanto que debía obtener un número ISBN y tangencialmente me comuniqué con Andrea Bustos quien me indicó que primeramente debía realizar el registro del libro para salvaguardar la autoría intelectual”, comentó.

El académico Dr. Jorge Moreno Cuevas, del Departamento de Ingeniería en Alimentos, comentó que la idea de patentar, en su caso, deriva de un proyecto I+D+i. “En 2 años y medio logramos patentar un equipo que se diseñó y construyó para obtener chips de madera nativa para ser incorporados en los vinos y así lograr el envejecimiento en madera. Esta patente tendrá una duración de 20 años, a partir del momento en que presentamos la solicitud en marzo de 2015”. Dicho proyecto, según indicó Moreno Cuevas se orienta a diferenciar vinos del Valle del Itata utilizando maderas nativas en el proceso de envejecimiento.

El académico del Departamento de Ciencias de la Rehabilitación en Salud, Mauricio Alfaro Calfullan obtuvo el registro de propiedad intelectual de dos aplicaciones y un software. “Una aplicación corresponde a un instrumento educativo para nuestros estudiantes y se denomina Voz Patológica App y la segunda se refiere a la Disartria. El software, en tanto, se orienta a la estimulación temprana del lenguaje y la comunicación en niños de 0 a 36 meses. Está destinado principalmente a Fonoaudiólogos y Educadoras de Párvulos”, aseveró.

En tanto, el académico del Departamento de Ciencias Básicas, Dr. Julio Alarcón Enos, obtuvo su primera patente por el desarrollo de un adhesivo para la elaboración de planchas de madera aglomerada a base de proteína microbiana. “Como investigador sabía de la necesidad de los patentamientos, pero lo veía como algo lejano porque no es prioritario para quienes realizamos investigación en Ciencias Básicas. Luego de juntarnos con algunos colegas como Aldo Ballerini y Mario Núñez, nos pusimos a trabajar en paneles de madera que requieren de nuevos adhesivos debido a las prohibiciones que tienen los adhesivos a base de formaldehído que se emplean hoy en día. Buscamos generar un adhesivo ‘verde’, es decir, que no tenga emisiones contaminantes al medioambiente. Es así como se generó un adhesivo a base de proteína, buscando un símil con los adhesivos que tienen los mariscos sobre las rocas, que son proteínas que pegan bajo el agua. La idea es desarrollar una línea de adhesivos en madera”, aseveró el investigador.

Por su parte, la Dra. Patricia Huerta Riveros, directora General de Planificación y Estudios acentúa la trascendencia de la propiedad intelectual como un gran logro institucional. “Es importante aportar a la protección de la propiedad intelectual de nuestra institución a través de patentar los desarrollos, éstos nos permite reconocer y posicionar la relevancia de la innovación que genera nuestra institución en el medio regional, nacional e internacional”.

Para Dr. Mario Núñez Decap jefe del Laboratorio de Adhesivos y Materiales Compuestos del Centro de Biomateriales y Nanotecnología, destaca la importancia de patentar. “En mi opinión, patentar es muy importante, es la herramienta que tenemos los que trabajamos en el área de la I+D+i para proteger los resultados de los trabajos ejecutados o en ejecución y favorecer que la transferencia de estos sea de manera transparente y efectiva”.

En tanto, Renato Vera Hermosilla, ingeniero ejecución en maderas del Laboratorio Biodetrioro, resalta la validez de este instrumento. “Considero como una de las  formas más concreta de  proteger  el esfuerzo, tiempo y dedicación del trabajo realizado, que muchas veces  lleva  años.   En otras palabras la patente es  una forma de sentir  que el fruto de tu  trabajo,  está protegido,  será retribuido  (si es considerado un aporte efectivo) y que está  al alcance de cualquiera,  sin perder, por lo  menos durante buen tiempo,  la identidad y el esfuerzo  de la(s) persona(s) tras el trabajo desarrollado”.

Coincidentemente la doctora en Ciencias e Industrias de la Madera, Paula Herrera, y que actualmente trabaja en el Laboratorio de Biodeterioro, del  Departamento de Ingeniería en Maderas, señala que en este momento se encuentra participando de una solicitud de patente. “Como equipo de trabajo nos planteamos inicialmente una idea de proyecto para dar solución a un problema existente en la industria forestal, el objetivo principal por lo tanto fue generar una formulación efectiva contra el manchado de la madera y además amigable con el medio ambiente. Fue así como se logró el apoyo de Fondef para  llevar a cabo esta investigación”.

Y agrega, iniciar  el proceso de solicitud de patente es muy importante, en primer lugar porque nos permite proteger esta innovación concediéndonos la autoría y también derechos sobre ella. “Lograr que INAPI acepte esta idea será un reconocimiento a la labor realizada como equipo de trabajo”.

Finalmente, complementa la Dr. Herrera,  si se logra la protección de esta invención, esto será un paso previo a la transferencia tecnológica, lo cual era el objetivo principal planteado inicialmente en el proyecto de investigación, llegar a la industria con un producto natural que permitirá mejorar eficientemente  parte de sus procesos productivos.

 

 

443 visitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *