Centro de Innovación para la Región del Biobío

Fecha de publicación: Martes 27, junio, 2017
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone
image_pdfimage_print

 Figura4 Maqueta edificio

27_06_17_pag_17-1440-7268ed

Soñar la región que queremos, y trabajar por hacerlo realidad, es un ejercicio que invita a poner en práctica habilidades y sentido de colaboración de toda una comunidad, más aún cuando la región presenta baja tasa de competitividad en el escenario nacional e internacional es cuando se requiere de mayor cohesión y participación.

La falta de vinculación entre actores relevantes ligados al sistema científico-tecnológico con el aparato productivo regional suele ser asociada a la ausencia  de espacios colaborativos en la región, y precisamente la creación del Centro de Innovación Sustentable en la Universidad del Bío-Bío tiene el objetivo de aumentar la colaboración y articulación de actores. Fomentando la creatividad para la innovación y el emprendimiento a  nivel de escuelas, liceos y universidades, donde profesores, académicos e investigadores se vinculen con las empresas, el Estado y la sociedad civil, en definitiva un espacio de innovación abierta a toda la comunidad.

Está demostrado que los lugares de cooperación que han alojado a innovadores y emprendedores como los coworkings, labs, fabLabs o desigLabs y Hubs, son ecosistemas que contribuyen a la creación de comunidades creativas, donde los diferentes asistentes, empresarios, académicos, estudiantes, emprendedores y otros, pueden conectarse, trabajar en conjunto, desarrollar innovación y emprendimientos, es clave un espacio común y con acceso a redes de servicios.

A nivel internacional se aprecia iniciativas como Barcelona Activa, Impact Hub de Madrid, el Laboratorio de Innovación de Harvard (i-lab) en Estados Unidos, el Oxford Hub en Inglaterra, son alguna de las experiencias internacionales que han sido exitosas en la vinculación de actores diversos para el desarrollo de sus países.

Al analizar la oferta nacional y regional se puede apreciar escases de plazas e infraestructura suficiente que contribuyan a generar un ecosistema innovador en la Región del Biobío.

Sin dudas la construcción de Centro de Innovación Sustentable en la Universidad del Bío-Bío permitirá una mayor vinculación universidad empresa mediante la generación de emprendimientos a nivel de estudiantes, profesionales y académicos, a través de actividades de transferencia tecnológica, asistencias técnicas, contratos de I+D, asociados a resultados de propiedad intelectual, como licenciamientos y venta de patentes, entre otros.

El presente proyecto se vincula directamente con la Estrategia Regional de Innovación y su política de ciencia y tecnología, principalmente en el objetivo de transformar la Ciencia y Tecnología en el motor que impulsa el desarrollo de la Región que apuntan a fortalecer la formación de capital humano para el ejercicio de la ciudadanía y el crecimiento económico inclusivo y sustentable.

Edificación

El proyecto contempla la construcción de un edificio de 5 niveles, contará con un Hub de Innovación, espacios de coworking y creatividad, Fab Lab, biblioteca multimedia, sala de talleres –seminario y oficinas administrativas, y fue encargado a uno de los más destacados arquitectos  de Concepción, Mauricio Pezo. El concepto entregado por él fue generar espacios que incentivan la innovación, la creatividad y el trabajo colaborativo.

Este es un edificio aparentemente sencillo, estable y regular que contiene un interior extraordinario e inesperado. Este es el mundo de la innovación; un espacio continuo, fluido y abierto que traduce literal y perceptualmente el propio proceso creativo de las prácticas académicas, del desarrollo secuencial de la investigación formal o de la dimensión reversible y múltiple del conocimiento informal”, indica el arquitecto Mauricio Pezo.

La estructura espacial del edificio se basa en  dos condiciones claramente diferenciadas, por un lado un centro vacío que establece una serie de halles interconectados verticalmente, a su vez proyectados al exterior en sus cuatro direcciones cardinales. Por otro lado, unos espacios de trabajo privado que ocupan las esquinas de cada planta, en una figura circular cuyo centro pivota alrededor de cada arista.

El edificio propone una nueva manera de entender la planta libre de oficinas. En vez del tradicional sistema de pilares en una retícula indiferenciada y sin jerarquías, esta planta de oficinas es a la vez un espacio para exposiciones, talleres y reuniones controladas visual y acústicamente mediante unos muros curvos que cambian su tamaño en cada piso. La diversidad e intensidad del espacio resultante será un factor fundamental de la dinámica siempre cambiante del trabajo innovador entre profesores y alumnos, entre investigadores, empresarios y la comunidad regional e internacional.

El Centro de Innovación en la Universidad del Bío-Bío, es posible gracias a la aprobación de $2 mil millones del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, y estará emplazado en la sede Concepción de la Universidad.

Al respecto el rector de la Universidad del Bío-Bío, Héctor Gaete, expresó que se quiere contribuir a la innovación debido a los bajos índices de la materia que existen a nivel regional y en el país, confiando para ello en las industrias, organizaciones sociales, gremiales y universidades para desarrollar esa área para la calidad de vida de las personas. “El edificio va a cobijar distintas entidades en sus niveles, actividades abiertas con empresas de distinto tamaño, con una dimensión importante en la formación de personas, además se podrá convocar a otras instituciones de educación superior pública y privada y centros de formación técnica, para trabajar con nosotros y generar propuestas de innovación”, explicó.

El director general de Investigación, Desarrollo e Innovación, Mario Ramos, comentó que una vez en funcionamiento este será un centro que permitirá los espacios colaborativos para hacer trabajos con actores; estudiantes con empresas, empresas con investigadores, entre empresas, con la sociedad civil y con profesores, todo enfocado a incrementar y dar formación en creatividad para la innovación, ese es el eje central. “Es un gran desafío porque significa una capacidad de gestión para poder administrar este espacio, tener programas permanente, que los niños puedan estar ahí con metodologías libres y poder formar profesores. Si bien el Centro estará en la UBB, éste tendrá cobertura regional”, declaró.

La región del Biobío presenta una baja tasa de innovación con un 15,8% de las empresas, comparado con el promedio nacional que es de un 23,7%, retraso que se produce a nivel de Pymes, por lo que la instalación del Centro busca generar un trabajo colaborativo entre los actores regionales mediante el fomento a la innovación y la creatividad, además de un lugar para  la formación de los estudiantes.

El presidente del Consejo Regional (Core) del Biobío, Hugo Cautivo, manifestó que ésta es una iniciativa que beneficia a la Región.  “Nosotros estamos pensando en crecer al doble de lo actual y para eso necesitamos formar emprendedores e innovadores y lo que nos ofrece este proyecto precisamente es aquello, un Centro de Innovación que nos permita generar un espacio, donde se pueda discutir, reflexionar y adelantar a la Región en la materia, que significa la base para poder pensar en un desarrollo mucho mayor del que tenemos hoy”.

Por su parte el Consejero Regional y presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Core, Mario Morales, explicó que el proyecto se inserta en uno de los ejes de la Estrategia Regional de Desarrollo para la formación de capital humano, “que entendemos es un déficit importante y significativo hoy día en la Región. Tenemos condiciones para desarrollarnos notablemente en esta línea y proyectos como los de la Universidad, vienen en esta dirección a hacer el aporte de la investigación para avanzar resueltamente en la innovación para avanzar en esto en empresas y procesos productivos, además en las actividades económicas clásicas como en el ámbito forestal, pesquero y las emergentes, así como las pymes, pues necesitan disponer de nuevas herramientas de conocimiento, que les permitan tener mejores condiciones para enfrentar las demandas del mercado y es ahí que este Centro hará un gran aporte”, comentó.

 Fuente: DGIUBB

579 visitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *